gallery/logo esd medio
Carrito
Carrito (0)

Beneficios del uso del parasol en el auto

Los días de calor y las altas temperaturas comienzan a hacerse presentes en la ciudad. Por esto, prevenir es una buena recomendación para evitar las consecuencias que trae aparejado dejar el auto a pleno sol.

Estacionar el auto a la sombra sería lo más conveniente, ya que evitaríamos un sobreesfuerzo del aire acondicionado y, al mismo tiempo, el menor deterioro de los plásticos interiores. Si no es posible estacionar a la sombra, podemos recurrir a la utilización de un parasol. Este elemento minimiza las consecuencias del calor y del sol, por lo que es beneficioso tanto para nuestro vehículo como para nuestra salud.

 

gallery/1_158

El uso del parasol reduce hasta un 40 por ciento los daños que provoca el sol en el interior del vehículo. (Mundo Maipú)

Un estudio reveló que la exposición del auto al sol incrementa considerablemente la temperatura en el interior del auto. En la investigación se expuso un vehículo a una temperatura exterior de 25ºC y a unos niveles de radiación equivalentes a los que tendríamos en esta época durante un tiempo de 60 minutos. Primero se hizo sin ningún tipo de protección para el coche. El resultado fue bastante dramático: el parabrisas llegó a alcanzar temperaturas de hasta 77ºC, suficientes para causar quemaduras, mientras que el interior estaba a una media de 43ºC.

gallery/2

La función del parasol es simple, permite que los rayos de sol reboten y no impacten directamente en el vehículo. (Mundo Maipú)

Posteriormente se puso un auto con parasol en las mismas condiciones. Después de una hora se comprobó que la temperatura del parabrisas alcanzaba los 38ºC, prácticamente la mitad de lo registrado sin la protección. La temperatura media del interior se situó en 32ºC, un valor que está 11ºC por debajo del anterior intento y que es mucho más asimilable para el ser humano. También se hizo una comprobación con las ventanillas cerradas y después, con una apertura de tres centímetros, sin que hubiera apenas diferencias.

gallery/3

Si no es posible estacionar el auto a la sombra es conveniente recurrir al uso de un parasol. (Mundo Maipú)

En este sentido, la función del parasol es simple: permite que los rayos de sol reboten y no impacten directamente en el vehículo. Su uso reduce hasta un 40 por ciento los daños que provoca el sol en el interior del auto, tanto en tapizados como en los elementos plásticos. Al mismo tiempo, reduce la sensación de fatiga que provocan los excesos de calor.

 

Por otro lado, el vehículo realiza una mejor ventilación si se utiliza el parasol, ya que, al haber menos temperatura, se necesitará una menor potencia del aire acondicionado para aclimatar correctamente el habitáculo.

Fuentes:  https://noticias.coches.com/ / https://www.abc.es/